sábado, 4 de noviembre de 2017

Rosquillas de la abuela

 Día del dulce tipycal spanish,este año vamos a celebrar el  el 5º aniversario de esta iniciativa que nos sirve para que no se pierdan esos postres tan nuestros y que las abuelas preparaban divinamente

estas rosquillas eran un clásico en estas fechas cuando yo era pequeña ,recuerdo que se ponían por la tarde mi madre y mi abuela  a batir huevos y medir tazas y que mis hermanas y yo las ayudábamos ,a mi me encantaba darle forma a las rosquillas ,bueno y me sigue gustando ,aunque ahora son mis nietos los que me ayudan a mi, una de las cosas que mas me gusta de estas rosquillas es cuando muerdes un grano de anís el sabor que deja

entonces se hacia una docena de huevos ,imaginar la cantidad de rosquillas que salían ,yo no hago tantos  porque  repartiendo entre tres casas  duran poco y no se cansan

3 huevos
1 taza de aceite de girasol 200ml
1/2 taza escasa de anis
4 tazas de azúcar escasas 700 gr
2 tazas de leche 400 ml
1 sobre de levadura royal y un sobre blanco y otro azul de armisen  ( gasificante del mercadona)
anís en grano un buen puñado
harina ,la que admita=1 kilo y medio mas o menos
aceite de girasol para freír y azúcar para rebozar

ponemos en un bol grande los huevos y el azucar y batimos bien ,a continuacion ponemos los liquidos y mezclamos vamos añadiendo la harina poco a poco ,cuando llevemos la mitad de la harina mas o menos ponemos las levaduras y seguimos añadiendo harina,hasta que nos quede una masa que podamos trabajar

mas o menos  como esta

le damos la forma y freimos

cuando estan doraditas las rebozamos en azucar y listo



yo las guardo en un bote de cristal hermético,pero en los  tupper aguantan bien ,aunque tampoco es que duren mucho

si queris ver todas las propuestas pinchar aquí 


24 comentarios:

  1. Están buenísimas, no me extraña que por muchas que se hagan siempre parezcan pocas, sobre todo cuando hay gente para comérselas, y suele haber, ya que son una delicia. En casa también se hacían por esta época y nos encantaban. Que buena pintan tienen por favor!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Mary precisamente ayer tarde comentaba a una de mis hermanas que ya era tiempo de volver a hacer los típicos dulces caseros que no faltan nunca en casa de mi madre por estas fechas, incluidos los roscos, o rosquillas, da igual como los llamemos, el caso es que habiendo esto para merendar todo el mundo repite, jajaja.
    Besos, disfruta del sábado.

    ResponderEliminar
  3. Es otra de las recetas que también se hacían en mi casa cuando era pequeña, me encantan !!!
    besos,

    ResponderEliminar
  4. Me encantan las virutillas de chocolate guapa,, se ven deliciosas, anda que yo no las disfrutaría ni nada!!a pares me las comería, te han quedado espectaculares, una receta para no perder y que a todo el mundo le gusta, eso seguro...Bess

    ResponderEliminar
  5. Las cosas que cocinaba la abuela siempre quedarán en nuestra memoria y hasta los olores en la cocina nos la recordaran.
    Besos Mary
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2017/11/se-puede-comer-un-alimento-que-se-te.html

    ResponderEliminar
  6. Mary , que ricas son las rosquillas fritas , me encantan y estas tuyas tienen una pinta que apetece meter la mano y marchar con unas cuantas para tomar el cafetín
    besinos

    ResponderEliminar
  7. Mary,,,,,,,,que pintaza tienen esas rosquillas y ricas pa matar......como las recetas de siempre no hay nada¡¡
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  8. Yo creo que ha sido tradición en muchas casas lo de hacer roscas, en mi casa también, me madre es la reina de los dulces fritos, tiene unas manos para ellos que ya me gustaría a mi. Recuerdo de hacerlas de toda la vida, que olor y que ricas están. Las tuyas se ven muy buenas, tienen una pinta estupenda, quien las pillara.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Hola Mary!! Sin duda, las rosquillas son el dulce típico por excelencia, creo que en casi cada casa, tienen una receta de rosquillas y no hay dos iguales. Están muy ricas, con ese sabor a antaño pero que seguimos disfrutándolas hoy en día. El resultado de tus rosquillas, ¡¡fantástico!! Besitos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  10. Que ricas , cuando las hago no me da tiempo a guardarlas , caen en el mismo dia jajaja besitos

    ResponderEliminar
  11. Qué ricas, en mi casa vuelan. Las pongo en un plato y se ve a todos yendo y vieniendo a la cocina. te han quedado estuepndas y me llevo una con tu permiso!!

    ResponderEliminar
  12. Qué buena pinta tienen, a mí me gusta mucho cuando las hace mi madre.... Besos

    ResponderEliminar
  13. Más o menos como las de mi abuela también, qué buenos recuerdos y qué ricas están!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Hola Mary! Me alegro ver que preparas tus rosquillas con aceite de girasol y que también las fríes con la misma porque no me gustan los postres con aceite de oliva, para mi lo encuentro demasiado presente y anula los sabores de los otros ingredientes así que me llevo encantada unas cuantas de tus rosquillas porque se ven deliciosas y recordando los buenos tiempos :) Un besote!!

    ResponderEliminar
  15. Que rosquillas más ricas!!. Un clásico en repostería que me encanta. Yo también tengo la receta de mi abuela que las hacía con mucha frecuencia y siempre con éxito total.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Mi tía hacía unas parecidas en su casa, son unas rosquillas tradicionales, de esas que cuando a las pruebas te asaltan muchos recuerdos...

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  17. Ole, ole y ole las recetas de toda la vida ¡qué buena pinta! ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  18. Que ricos son los roscos caseros, me pierden si tengo en casa no paro. Pero ya es tiempo de hacerlos, apetecen mucho. Te han quedado muy buenos.
    Besoss

    ResponderEliminar
  19. ya te digo, las cantidades antes eran a lo grande, yo las recetas que tengo de mi abuela y mi madre son todas en cantidades que me da para repartir a todo el vecindario, me encantan estas rosquillas, besos

    ResponderEliminar
  20. Que ricas Mary! me encanta esta receta. Besitos! :)

    ResponderEliminar
  21. Si estas recetas nunca se deben de perder, estas rosquillas están muy ricas!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Te han quedado fabulosas y vaya peligro! Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar
  23. Hola Mary. Es que las recetas de la abuela son para no olvidar jj.
    Y desde luego viendo como has hecho estas rosquillas solo cabe decir que tienen que estar de fábula. Vamos, que no me conformaría con probar solo una jj.
    Unas rosquillas para disfrutarlas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Que delicia Mary, mi abuelita hacía unas muy parecidas y estaban buenísimas. Me guardo tu receta que esta no la tenía y me encanta!!!
    Un bst.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi blog y dejar vuestros comentarios